Nuevo

¿Cómo preparar una entrevista de trabajo? Guía completa

Preparar una entrevista de trabajo es el primer paso para obtener el empleo de nuestros sueños. La primera impresión es la que cuenta y, por ello, no debemos fallar a la hora de enfrentarnos a un entrevistador. En MisCursosWeb somos expertos en entrevistas de trabajo, por lo que hemos decidido elaborar una guía completa que te servirá de apoyo a la hora de darte a conocer a la empresa. Sigue leyendo y descubre todo lo que necesitas saber para tener éxito en cualquier entrevista de trabajo.

¿En qué consiste el proceso de selección?

El primer paso para superar una entrevista de trabajo es entender cómo funciona el proceso de selección. Llegados a este punto, es de suponer que has echado el currículum en uno de los principales portales de empleo y un entrevistador se ha puesto en contacto contigo. La persona encargada de establecer el primer contacto durante el proceso de selección es un profesional del departamento de Recursos Humanos.

Una vez superada la primera entrevista, es hora de enfrentarse a tu potencial jefe. En este paso, la entrevista suele ser más impredecible y compleja, por lo que también te explicaremos cómo preparar la entrevista de trabajo en esta fase.

Finalmente, el departamento de Recursos Humanos se pondrá en contacto contigo de nuevo en caso de que seas el candidato elegido. Generalmente, si la respuesta es negativa, no recibirás ninguna llamada.

¿Crees que no sabrás qué decir en una entrevista de trabajo? Sigue leyendo nuestra guía y descubre todo lo que necesitas saber para avanzar en el proceso de selección.

regresar al menú ↑

Tipos de entrevista de trabajo

Existen diferentes tipos de entrevista de trabajo. Las empresas utilizan cada una de ellas en función de criterios internos:

  • Entrevista estructurada. Se trata de la típica entrevista de trabajo basada en “preguntas guía” donde a todos los candidatos se les plantea las mismas preguntas. Consiste en una forma de unificar criterios donde nadie parte en desventaja. Como punto negativo, este tipo de entrevistas suelen basarse en “preguntas tipo” que los solicitantes de empleo pueden preparar en casa. Además, la formación de los candidatos es cada vez mayor, por lo que este método de entrevista no resulta completamente eficaz a la hora de evaluar.
  • Entrevista mixta. Consiste en una entrevista estructurada en la que el reclutador plantea preguntas improvisadas a medida que avanza la conversación.
  • Entrevista libre. Este tipo de entrevista es completamente improvisada en función de los criterios del reclutador.
  • Entrevista por competencias. Estas entrevistas se basan en plantear cuestiones donde el candidato debe responder a través de experiencias propias, evaluando las razones y los motivos que le impulsaron a tomar una determinada decisión en el pasado.
regresar al menú ↑

¿Cómo afrontar una entrevista de trabajo?

El primer filtro del proceso de selección, es decir, el de la entrevista con Recursos Humanos, suele ser el más sencillo. En esta etapa, el entrevistador no suele hacer preguntas técnicas relacionadas con el puesto de trabajo a desempeñar. Su objetivo es conocerte cómo persona y atestiguar que posees los conocimientos mínimos para la realización del trabajo. Por ello, en este paso es mucho muy importante que haya feeling con el entrevistador y causes una primera buena impresión.

Dado que esta entrevista es menos profunda, muchas de las preguntas que realizará el profesional de Recursos Humanos responden a un estándar. Si necesitas saber cómo preparar una entrevista de trabajo, lee los puntos siguientes.

regresar al menú ↑

Consejos para la entrevista de trabajo

A la hora de encarar una entrevista de trabajo es conveniente que tengas en cuenta algunos aspectos relacionados con el protocolo. A continuación te facilitamos algunos consejos que te serán de gran utilidad y te ayudarán a causar una gran primera impresión:

  • ¿Cómo vestir en una entrevista de trabajo? Si optas a un puesto de trabajo en la banca, es conveniente que vayas trajeado. Por otro lado, si deseas superar una entrevista en el sector de la moda, es recomendable que elijas un look más desenfadado. Infórmate sobre la empresa y trata de adaptar tu vestimenta a su estilo. Elegir correctamente tu outfit para la entrevista de trabajo es una de las primeras y más importantes impresiones que causarás a tu reclutador.
  • Investiga a tu entrevistador. Busca sus perfiles sociales para conocer sus aficiones o estudios. De esta forma, podrás empatizar mejor con él durante la entrevista y no resultará un completo extraño.
  • Busca información de la empresa. Es importante demostrar a los entrevistadores que has tenido el suficiente interés de buscar información relacionada con la empresa.
  • Lleva el currículum actualizado. Aunque lo más probable es que dispongan de tu currículum, te recomendamos que lleves una versión impresa del mismo para evitar contratiempos.
  • Espera a recibir el saludo. Bajo ningún concepto debe ser el candidato quien elija el saludo. Algunos entrevistadores optarán por un saludo formal estrechando la mano, mientras que otros te darán dos besos. Deja que sea tu interlocutor quien elija la forma de saludarte.
  • No te sientes hasta que el entrevistador de lo indique. Deja que sea él quien te diga dónde y cuándo sentarte.
  • Apoya las manos sobre la mesa. No olvides apoyar tus antebrazos sobre la mesa. Utiliza las manos como arma para acompañar tus palabras con gestos que transmitan decisión y seguridad. Si deseas conocer más trucos, participa en nuestro curso gratuito de lenguaje no verbal.
  • No marques el ritmo de la entrevista. Muestra una actitud proactiva pero no seas tú quien dirija la conversación. Limítate a responder a sus preguntas de forma concisa y detallada.
  • Muestra tu mejor sonrisa. Adopta una actitud seria pero no te olvides de sonreír. Causar una buena impresión a nivel personal te ayudará a avanzar en el proceso de selección.
  • Prepara una serie de preguntas relacionadas con el puesto de trabajo. Responder bien a las cuestiones de la entrevista es tan importante como mostrar interés en el puesto de trabajo a desempeñar. Para demostrar interés, prepara tres o cuatro preguntas en casa. Generalmente, el candidato las realiza al terminar la entrevista.
  • No preguntes acerca del salario. Generalmente, los detalles contractuales se negocian cuando la empresa elige al candidato, es decir, al finalizar el proceso de selección. Evita realizar preguntas relacionadas con el sueldo en la primera entrevista a no ser que resulte una cuestión de vital importancia para ti. Como consejo, te recomendamos que plantees esta pregunta si realmente estás dispuesto rechazar el trabajo en caso de que la respuesta no sea la que esperas.
  • Nunca hables mal de antiguos compañeros, jefes o empresas. Procura ser positivo y evita hablar mal de los demás. No culpes a otras personas de tu situación actual o de fracasos profesionales pasados. Los entrevistadores buscan personas sensatas, prudentes y leales que sean embajadores de sus marcas incluso tras la finalización de la relación laboral.
como preparar una entrevista de trabajo
Gracias a nuestros consejos aprenderás a afrontar con éxito una entrevista de trabajo.
regresar al menú ↑

Preguntas y respuestas para una entrevista de trabajo

Como comentamos previamente, muchas de las preguntas de los empleadores de Recursos Humanos responden a un mismo patrón. Lo habitual es que comiencen con una ronda de preguntas cotidianas para romper el hielo y prosigan con cuestiones relacionadas con tu persona y el trabajo a desempeñar. Este listado también te resultará útil si eres reclutador y quieres saber qué preguntar en una entrevista de trabajo. A continuación te mostramos lista completa de preguntas y respuestas típicas en una entrevista de trabajo:

Preguntas para romper el hielo

Las preguntas iniciales están destinadas a romper el hielo entre ambos interlocutores y a crear un clima donde el candidato se sienta cómodo y pueda expresarse con naturalidad.

  1. ¿Te ha costado llegar hasta aquí? Se trata de una pregunta introductoria en la que deberás expresarte con naturalidad, claridad, educación y calma.
  2. ¿Conocías la empresa antes de que te llamáramos? Ante esta cuestión no es necesario mentir. Su objetivo es comprobar si has tenido el interés suficiente por buscar información relacionada con la empresa antes de la entrevista.
  3. ¿Cómo has descubierto esta vacante? Se trata de una pregunta sencilla que no tiene otro objetivo que el que se plantea: conocer a través de qué canal has descubierto el proceso de selección. Si la vacante ha sido comunicada por un trabajador de la empresa, no pierdas la oportunidad de decirlo. A los entrevistadores les transmite confianza que conozcas a gente relacionada con el negocio.

Preguntas clave para el puesto de trabajo

Tras la fase inicial, las preguntas se irán endureciendo con el objetivo de ponerte a prueba. Este es el momento en el que debes poner toda la carne en el asador y demostrar tu conocimiento sobre el sector. Recuerda mostrar una actitud amigable, humilde y seria en todo momento. A continuación te ofrecemos un listado de preguntas típicas en una entrevista de trabajo:

  1. Háblame sobre ti. Se trata de una pregunta abierta que tiene como objetivo ver cómo te desenvuelves en situaciones incómodas. Ante esta pregunta, te recomendamos que hables sobre tus estudios y tu experiencia laboral empezando desde el principio, a modo de historia. Evita hablar sobre tu situación personal. Procura no entrar en detalles, resalta los momentos más importantes de tu carrera y no hables sobre tus experiencias negativas.
  2. ¿Por qué crees que eres la persona adecuada para el puesto? Esta pregunta está encaminada a que resaltes tus puntos fuertes. Habla sobre tus aptitudes y experiencia relacionada con el puesto. Resalta las aptitudes genéricas que se requieren para cualquier trabajo, como la capacidad para trabajar en equipo, adaptarse al cambio o aprender rápido. Posteriormente, habla sobre tus conocimientos técnicos necesarios para el puesto de trabajo, acompañando tu relato de ejemplos reales que den verosimilitud a tus palabras.
  3. ¿Cuáles son tus puntos fuertes? Ante esta pregunta, es habitual resaltar en exceso nuestras cualidades. Procura ser realista y habla sobre experiencias que den realismo a tus palabras. Por ejemplo, si te consideras un buen líder y has dirigido un equipo en el pasado, comenta esta experiencia. Aprender a hablar sobre tus debilidades y fortalezas en una entrevista de trabajo es un aspecto clave para poder superar el proceso.
  4. ¿Cuáles son tus puntos débiles? Se trata de una pregunta delicada que debemos abordar con delicadeza. Procura ser sincero dentro de lo posible, pero a la vez resalta tus puntos fuertes. Por ejemplo, es probable que no hables bien inglés pero tengas mucha facilidad para aprender idiomas. Quizás tampoco seas bueno con los números pero te consideras una persona resolutiva que siempre sabe buscar y encontrar las respuestas adecuadas. Las preguntas de virtudes y defectos en la entrevista de trabajo, son una de las favoritas de los reclutadores.
  5. ¿Por qué quieres trabajar con nosotros? El entrevistador desea saber cuáles son tus motivaciones para ocupar la vacante. Muestra tu ilusión, ganas y energía por el puesto de trabajo. Los entrevistadores buscan perfiles proactivos y dinámicos que afronten los retos con actitud positiva.
  6. ¿Qué es lo que menos te gustaba de tu anterior empresa? Es muy importante que no des una respuesta negativa a esta pregunta, ni culpes a otras personas o entidades de tus fracasos profesionales. Siempre es posible dar una respuesta elegante sin que parezca que algo ha ido mal. Puedes comentar que “nuestros objetivos profesionales tomaron caminos diferentes” o que “necesitaba afrontar nuevos retos profesionales”.
  7. ¿Te gusta trabajar en equipo o eres individualista? Obviamente, la respuesta obligada a esta pregunta es “me gusta trabajar en equipo”. Las empresas buscan perfiles multidisciplinares que sean capaces de trabajar con otros profesionales en el mismo ámbito.
  8. ¿Qué diría sobre ti tu mejor amigo? Se trata de una pregunta muy recurrida entre reclutadores que tiene como objetivo desestabilizarte y mermar tu confianza. Procura no enumerar demasiados adjetivos y limítate a resaltar una cualidad de la que te sientas muy seguro. Si lo deseas, puedes apoyarte en experiencias reales o cartas de recomendación de otros profesionales.
  9. ¿Cómo reaccionas ante situaciones de estrés? La respuesta a esta pregunta ha de darse en términos positivos. Por ejemplo, “ante situaciones de estrés tiendo a buscar soluciones para trabajar de manera más rápida y eficaz” puede ser una respuesta válida. Sin embargo, ninguno somos inmunes al estrés y tú no eres una excepción. Tu respuesta debe demostrar que no te desmoronas ante situaciones difíciles con facilidad, o que utilizas técnicas que te ayudan a convivir con ello.
  10. ¿Cuáles son tus expectativas salariales? La respuesta es fácil: di la cifra por la que realmente estás dispuesto a trabajar. Procura que sea un salario realista dentro de la realidad de tu experiencia, posición y sector. Decir una cuantía demasiado alta podría cortar de cuajo tus posibilidades de acceso al puesto, mientras que una cantidad baja podría menoscabar tu valía.
  11. ¿Cómo reaccionas ante el fracaso y el éxito? Los reclutadores esperan escuchar respuestas intermedias. No desmoronarse ante el fracaso ni adoptar una actitud altiva ante el éxito es una de las claves que te abrirá las puertas de acceso a la empresa.
  12. ¿Cuál es tu mayor logro profesional? Resalta tus cualidades y explica cómo te ayudaron a cumplir tu mayor logro profesional. No te infravalores; siempre hay algo positivo en cualquier experiencia laboral.
  13. ¿Qué es lo que más te gustaba de tu anterior empleo? Procura hablar bien de tu anterior trabajo. Los reclutadores esperan recibir respuestas positivas y constructivas, ya que demuestra ética profesional.
  14. ¿Dónde te ves en los próximos 5 años? Se trata de una de las preguntas estrella de todo reclutador. Lo que esperan escuchar es que te quedarás en la empresa a largo plazo. Ninguna compañía del mundo desea contratar a alguien por un corto periodo de tiempo.

Las preguntas anteriores resultan clave para avanzar en el proceso de selección. Si aprendes a responderlas correctamente, habrás aprendido cómo pasar una entrevista de trabajo.

listado de preguntas para la entrevista de trabajo
Muchas de las preguntas tipo se repitan en la mayoría de entrevistas de trabajo.

Preguntas sobre tus expectativas profesionales

Existen otro tipo de preguntas para la entrevista de trabajo que los reclutadores suelen plantear relacionadas con los objetivos profesionales del candidato. En su mayoría , están orientadas a determinar tu recorrido en la empresa y tu ética profesional. A continuación te mostramos un ejemplo de entrevista de trabajo:

  1. ¿Por qué quieres trabajar en nuestra empresa? Este es el momento de que demuestres todo tu conocimiento sobre el sector y la empresa a la que optas a trabajar. Para ello, es fundamental que te documentes sobre el negocio antes de acudir a la entrevista de trabajo. Resalta sus virtudes, qué es lo que más te ha llamado la atención de su modelo de negocio y cuál crees que es su ventaja competitiva.
  2. ¿Qué es lo que más te motiva como profesional? Evita hablar sobre motivaciones salariales. Las empresas desean que sus objetivos estén alineados con los tuyos. Encamina tu respuesta hacia objetivos profesionales alcanzables relacionados con el puesto de trabajo. Como es obvio, no puedes hablar sobre motivaciones que no estén relacionadas con el de la vacante a la que aspiras.
  3. ¿Por qué deseas cambiar de empresa? Si no estás en el paro, se trata de una pregunta obligada por los entrevistadores. El reclutador desea escuchar respuestas que le hagan pensar que la vacante cubre tus necesidades como profesional. Por ello, debes dar respuestas como “necesitaba un giro profesional” o “deseo encarar nuevos retos y este puesto cumple mis expectativas”.
  4. ¿Por qué has estado en tantas empresas? Si has cambiado de trabajo con mucha frecuencia, el reclutador te preguntará los motivos. Como mencionamos previamente, las empresas quieren contratar a trabajadores para el largo plazo, por lo que debes ofrecer respuestas con las que el entrevistador pueda empatizar. Algunos de estos motivos pueden ser el tipo de contrato, las necesidades personales de progresión profesional o cambios internos en el organigrama de la empresa.
  5. ¿Cuál es tu trabajo ideal? No es necesario que digas que “este es mi trabajo ideal”, ya que el reclutador podría no creerte. Es suficiente con que menciones tus aspiraciones profesionales y estas estén relacionadas con el puesto de trabajo al que optas.
  6. ¿Has liderado algún equipo? Toda empresa busca futuros líderes para sus departamentos; profesionales carismáticos que sean capaz de sacar lo mejor de sus subordinados. Tener experiencia liderando equipos es siempre un plus, aunque no se trata de un requisito indispensable para aspirar a ello. Si te preguntan cómo dirigirías un equipo, podrías responder que “mantendría siempre una actitud positiva para transmitir tranquilidad a mi equipo. Procuraría siempre sacar lo mejor de ellos mismos para ayudar a alcanzar los objetivos del departamento”.
  7. ¿Qué te diferencia de otros candidatos? En este aspecto, es importante que conozcas a la perfección qué tipo de perfil demanda la empresa para la vacante. Si destacas una cualidad que es necesaria para el trabajo, no te diferenciarás del resto. Destaca algo que pueda aportar un extra a la vacante. Por ejemplo, si buscan perfiles relacionados con la administración y gestión, puede ser un plus tener capacidad analítica y saber manejar programas como excel.
  8. ¿Estarías dispuesto a viajar? Especialmente en empresas de gran calibre, viajar es un requisito indispensable. La respuesta a esta pregunta se encuentra dentro de ti mismo: valora tu situación personal y decide si realmente quieres invertir tanto tiempo en tu puesto de trabajo.
  9. ¿Estarías dispuesto a trabajar horas extras? Al igual que la pregunta interior, la respuesta es muy personal. Valora si estás dispuesto a hacerlo y, si no es así, contesta con sinceridad.
  10. ¿Tienes disponibilidad de incorporación inmediata? Ante esta pregunta has de responder con profesionalidad. Si todavía tienes proyectos pendientes de cerrar con tu anterior empresa, menciónalo y solicita alrededor de 15 días de margen.
  11. ¿Te encuentras en otros procesos de selección? Contesta con sinceridad. Si la respuesta es afirmativa, supondrá un plus, ya que significa que estás solicitado por otras empresas.

Estas respuestas para la entrevista de trabajo no son la única opción válida. Cualquier respuesta sensata, planteada desde la honestidad, la tranquilidad y la mesura, suele tener buena acogida entre los reclutadores. Saber cómo responder en una entrevista de trabajo es algo que requiere práctica y dedicación, por lo que te recomendamos ensayar con un conocido.

Preguntas para analizar tu personalidad

Otro bloque de preguntas está destinado a analizar tu personalidad. Se suelen plantear situaciones que te sitúan en un contexto laboral incómodo para analizar cómo reaccionarías. A continuación te mostramos algunos ejemplos de preguntas y respuestas para la entrevista de trabajo con ejemplos:

  1. ¿Qué es lo que más te molesta de las personas? “Me considero una persona muy tolerante, aunque condeno la violencia y la agresividad en todas sus formas. Adoptar una actitud positiva y conciliadora, además de hacer más felices a los empleados, redunda de manera muy positiva en los resultados de la empresa”.
  2. ¿Te gusta asumir riesgos? “Me considero una persona cauta y prudente, por lo que me gusta analizar los riesgos para saber que acometo cualquier tarea con una alta probabilidad de éxito. Es muy importante poner en una balanza los beneficios y los riesgos antes de acometer un proyecto”.
  3. ¿Cómo reaccionas ante situaciones de estrés? “La experiencia me ha otorgado herramientas para lidiar con la presión. Utilizo técnicas que me permiten ser eficaz en situaciones de estrés. Lo más importante es mantener la calma en todo momento y visualizar los problemas con perspectiva”.
  4. ¿Cuál sería la relación ideal con tu jefe? “Considero que debe existir una actitud abierta y comunicativa entre ambos. Mantener una relación basada en el respeto y la profesionalidad es la clave para que todo proyecto llegue a buen puerto. Personalmente, aportaré trabajo duro, disciplina y superación ante mi responsable”.
  5. ¿Qué harías si estás en desacuerdo con tu responsable? “Tener opiniones distintas no debe ser un impedimento ni un tabú entre un empleado y su jefe. De hecho, puede resultar muy enriquecedor. Aunque es obvio que mi jefe tendrá la última palabra, mis opiniones suelen tener buena acogida. Si no es así, respetaré su decisión”.
  6. ¿Estarías dispuesto a obedecer cualquier orden de tu jefe? “Estoy dispuesto a realizar que vayan más allá de mi especialidad si mi responsable me lo pide, siempre y cuando entren dentro de la ética profesional”.
  7. ¿Qué opinión tienes de tu antiguo responsable? “Me llevaba muy bien con él y todavía mantenemos una relación cordial a día de hoy. Aprendí mucho de él/ella y le agradezco haberme brindado la oportunidad de haber pertenecido a su equipo”.
  8. ¿Cómo te gustaría que fuesen tus compañeros? “Soy una persona tolerante que se lleva bien con todo el mundo. Mi única exigencia es el respeto mutuo”.
  9. ¿Cómo reaccionarías ante una crítica a tu trabajo? “Las críticas constructivas son muy enriquecedoras y agradezco a aquellos que me las lanzan desde el respeto. Gracias a ellas he podido corregir muchos errores y mejorar mis aptitudes”.
  10. ¿Eres una persona proactiva? “Me gusta tomar la iniciativa y pensar fórmulas que mejoren el rendimiento de mi trabajo y el de mis compañeros. No me gusta limitarme estrictamente a mis obligaciones; trato siempre de mejorar y pensar en soluciones creativas e innovadoras”.

Preguntas relacionadas con tu experiencia

En este bloque abordarás cuestiones donde tendrás que hablar sobre tu experiencia a través de diversos ejemplos:

  1. Explica tu mayor fracaso laboral. Es humano equivocarse al acometer proyectos profesionales. Lo importante es que quede claro que lograste corregirlo o que has aprendido algo de esa experiencia. No temas hablar con sinceridad sobre este tema aportando la parte positiva del fracaso.
  2. Explica un cambio que hayas tenido que asumir en tu carrera. Esta pregunta tiene como objetivo evaluar tu capacidad para adaptarte al cambio. Las empresas buscan perfiles dinámicos que sean capaces de mimetizarse en un entorno cada vez más cambiante.
  3. Describe un problema al que te hayas enfrentado y cómo lo solucionaste. Ya sea durante tus estudios o en experiencias laborales anteriores, el reclutador quiere saber su eres capaz de resolver problemas de forma creativa.
  4. ¿Alguna vez convenciste a los demás para llevar a cabo tu idea? El objetivo de esta pregunta es el de evaluar tu capacidad de persuasión. Procura que quede claro que no impusiste tu idea a la fuerza, sino que lograste convencer a los demás a través del razonamiento y la lógica.
  5. Cuéntame algún encontronazo con tu jefe. En esta ocasión, debemos explicar algún tipo de desencuentro con nuestro último responsable. Debemos dejar claro que se pudo llegar a un acuerdo y que en todo momento la discusión discurrió a través de los cauces del respeto y la profesionalidad.
  6. ¿Cuál fue tu última improvisación en el trabajo? En ocasiones, los empleados debemos enfrentarnos a situaciones inesperadas donde no queda más remedio que improvisar. Con esta pregunta, el reclutador quiere evaluar tu capacidad de reacción ante problemas del día a día.
  7. ¿Alguna vez has ayudado a un compañero en problemas? La solidaridad para con los de tu alrededor es uno de los valores que las empresas más valoran. Fomentar el buen ambiente en el trabajo a través del compañerismo es, sin duda, uno de los aspectos más importantes de la ética profesional.

Preguntas trampa

Algunas de las preguntas más populares de los reclutadores están pensadas para que metas la pata. Aprender a identificarlas es tan importante como responder correctamente. A continuación te mostramos un listado completo de preguntas trampa que debes conocer en la entrevista de trabajo:

  1. ¿Alguna vez has sido despedido? No debe darte vergüenza el haber sido despedido de una empresa. Personalidades muy importantes del mundo de la empresa fueron despedidos en algún momento y tuvieron carreras muy exitosas. Responde con sinceridad y explica qué te ha aportado como persona esa experiencia y qué has aprendido.
  2. ¿Estás familiarizado con este programa? Si no es así, procura mencionar otro tipo de software que cumpla la misma función.
  3. ¿Crees que estás sobrecualificado para este trabajo? Las empresas quieren contratar a personas que se queden durante años en la empresa. Insinuar que estás sobrecualificado es un buen motivo para suponer que te irás pronto y que el puesto no es el adecuado para ti.
  4. ¿Puedes darnos el contacto de tu antiguo supervisor? Es probable que el reclutador pida referencias sobre ti. Si te pregunta por el contacto de tu antiguo jefe no dudes en dárselo, ya que podría contactar con él/ella por otro medio.

Preguntas moralmente inaceptables

Todavía son muchos los entrevistadores que recurren a preguntas invasivas que no tienen nada que ver con el puesto de trabajo a desempeñar. Ante estas preguntas, lo recomendable es que te plantees si realmente quieres pertenecer a esa empresa:

  1. ¿Tienes hijos?
  2. ¿Cuáles son tus inclinaciones políticas?
  3. ¿Alguna vez has estado de baja?
  4. ¿Tienes pensado formar una familia pronto?
  5. ¿Tienes una casa en propiedad?
  6. ¿Cuál es tu orientación sexual?
  7. ¿Estás afiliado a algún club?
  8. ¿Saldrías con un compañero/a de trabajo?
  9. ¿Perteneces a algún sindicato?
  10. ¿Eres religioso?
  11. ¿Cuál es tu nacionalidad?
  12. ¿Cuál es tu etnia?
  13. ¿Tienes alguna discapacidad?

Preguntas para el reclutador

Al finalizar la entrevista, el reclutador te preguntará si tienes alguna duda acerca de la empresa o la vacante. Es importante que lleves preparadas, al menos, tres o cuatro preguntas como estas:

  1. ¿Existe posibilidad de promoción en el futuro?
  2. ¿Cuál es el día a día del trabajo a desempeñar?
  3. ¿Quién sería mi responsable?
  4. ¿Cuántas personas trabajan en el departamento?
  5. ¿Recibiría algún tipo de formación?
regresar al menú ↑

Entrevista de trabajo con dinámica de grupo

Las entrevistas más avanzadas suelen salirse de los cauces tradicionales. En ocasiones, a las empresas les gusta reunir a todos sus candidatos para someterlos a una dinámica de grupo.

Las dinámicas de grupo son actividades grupales en donde se pone a prueba la actitud y aptitudes de los candidatos a través de situaciones ficticias. Generalmente, el objetivo es resolver un problema a través de la interacción entre personas y la expresión oral.

Para superar una dinámica de grupo con éxito es necesario cumplir con los siguientes requisitos:

  • Debes participar, aunque no debes asumir un protagonismo excesivo.
  • Demuestra tu capacidad de trabajo en equipo y compañerismo.
  • Plantea soluciones creativas y lógicas.
  • No pises a tus rivales con artimañas poco éticas.
regresar al menú ↑

Entrevista de trabajo sin experiencia

Encarar una entrevista de trabajo sin tener experiencia laboral es posible. Recurre a tu experiencia como estudiante para demostrar tus habilidades o, incluso, a tu experiencia en el deporte. Por ejemplo, jugar al fútbol demuestra que eres una persona social a la que le gusta trabajar en equipo y luchar por un objetivo común a través del compañerismo.

A continuación te ofrecemos un vídeo explicativo sobre cómo afrontar una entrevista de trabajo sin experiencia:

regresar al menú ↑

Entrevista de trabajo en inglés

Saber hablar inglés de manera fluida es un requisito importante para muchas empresas, especialmente si hablamos multinacionales. Si tu nivel de inglés es básico, te recomendamos que te limites a responder de la manera más sencilla posible. También puedes acceder a nuestro curso gratuito de inglés, donde sentarás las bases del idioma.

Generalmente, el entrevistador te hará una o dos preguntas en inglés relacionadas con tu vida diaria. El objetivo es evaluar tu nivel en el idioma. A continuación te mostramos un vídeo que te ayudará a preparar la entrevista en inglés. Se trata de un diálogo de una entrevista de trabajo en inglés donde se abordan las cuestiones típicas planteadas por los reclutadores:

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta