Nuevo

Las 14 técnicas de estudio más efectivas

Estudiar se trata de una tarea ardua y fatigosa que puede resultar mucho más llevadera si se utilizan las técnicas de estudio adecuadas. Memorizar en base a simple repetición se trata de un método anticuado e ineficaz que poco tiene que ver con las recomendaciones de los expertos. Por ello, en MisCursosWeb queremos presentarte 14 técnicas de estudio que nos permitirán aprovechar el tiempo de manera más eficiente. ¡Continúa leyendo y descúbrelos!

Técnica 1. Subrayar los textos

Cualquiera que esté acostumbrado a hincar los codos sabe que subrayar un texto no es solo una tarea recomendable, sino necesaria. Esta sencilla técnica consiste en resaltar con un bolígrafo, rotulador o subrayador los conceptos más importantes del contenido teórico. De esta forma, al repasar lo aprendido, nuestra mente reconocerá más fácilmente los aspectos clave del texto, reduciendo el tiempo de estudio e incrementando las probabilidades de éxito en el examen.

Si eres de los que prefieren el soporte digital a la hora de estudiar, existen aplicaciones que te permiten subrayar con facilidad cualquier texto en formato PDF. En MisCursosWeb utilizamos la aplicación Documents, que posee múltiples funcionalidades para procesar cualquier documento de texto.

regresar al menú ↑

Técnica 2. Crea tus propios resúmenes

Una técnica similar a la anterior es la de crear tus propios apuntes. Se trata de un método muy eficaz, que te permitirá estudiar a la vez que tratas de condensar los puntos más importantes del contenido. El único riesgo que entraña este sistema es que se precisa de una elevada comprensión lectora y experiencia para no dejarte en el tintero ningún punto clave del texto. El objetivo de elaborar un resumen es condensar todas las ideas importantes del contenido.

regresar al menú ↑

Técnica 3. Reglas mnemotécnicas

Una regla mnemotécnica es cualquier forma ingeniosa de relacionar palabras de tal forma que recordar ciertos conceptos sea más sencillo. Esta técnica de memorización aprovecha la capacidad natural del cerebro para retener sucesos extraordinarios o extravagantes de manera mucho más eficaz.

En asignaturas como Química, Física o Matemáticas, donde nos enfrentamos a fórmulas y conceptos complejos de difícil comprensión, se hace patente la necesidad de recurrir a este tipo de técnicas y facilitar así el aprendizaje. Por ello, crear reglas mnemotécnicas en forma de rimas, canciones o, incluso, gestos, puede llegar a resultar realmente efectivo.

reglas mnemotecnicas para estudiar
Las reglas mnemotécnicas son especialmente útiles para aprender asignaturas de contenido práctico, como matemáticas.
regresar al menú ↑

Técnica 4. Ejercicios prácticos

Aunque estudiar conceptos teóricos es una parte importante y necesaria del proceso de estudio, realizar casos prácticos se torna fundamental a la hora de afianzar conocimientos. Por ello, en MisCursosWeb recomendamos recurrir a ejercicios o exámenes de convocatorias anteriores como forma de autoevaluación y para asimilar conceptos teóricos clave.

regresar al menú ↑

Técnica 5. Crear tests

Los test son una manera excelente de repasar conceptos y afianzar conocimientos. Si no dispones de ellos, puede crearlos mientras estudias la parte teórica. Comparte los test con tus compañeros para poneros a prueba mutuamente y repasa todo lo aprendido. Gracias a este sistema, descubrirás algunos aspectos importantes del temario que, quizás, no habías tenido en cuenta mientras estudiabas.

regresar al menú ↑

Técnica 6. Lluvia de ideas

La lluvia de ideas, también llamada brainstorming, se trata de un método de estudio ideal para aplicar después de clase. El brainstorming consiste en una técnica grupal que facilita el intercambio y surgimiento de nuevas ideas. A través de la exposición de diferentes soluciones a un problema determinado, la tormenta de ideas ayuda a encontrar la solución adecuada gracias a la participación de todos los miembros del grupo.

regresar al menú ↑

Técnica 7. Preguntas y respuestas

Preguntar y contestar es una de las mejores formas para afianzar lo aprendido durante el estudio. Si un compañero tuyo se presenta al mismo examen, podéis turnaros en una ronda de preguntas y respuestas que os ayudará a repasar los conceptos más importantes del temario. Además, gracias a esta forma de aprendizaje, se elimina el riesgo de obviar contenido teórico que no se había tenido en cuenta durante la fase de estudio.

regresar al menú ↑

Técnica 9. Esquemas

Un esquema es una exposición ordenada de contenido teórico que se representa de forma gráfica a través de llaves, números o flechas, y que subdividen el contenido más importante en conceptos clave. Se trata de un método especialmente útil si el contenido a tratar tiene una estructura compleja, facilitando la comprensión del mismo.

regresar al menú ↑

Técnica 10. Constancia y organización

Aunque no se trata de una técnica de estudio en sí misma, la organización es un aspecto clave que nos ayudará a alcanzar el éxito en cualquier ámbito. El cerebro, a igual que cualquier músculo, necesita ejercicio diario para funcionar correctamente. Por ello, estudiar cada día un número determinado de horas facilitará que, en el futuro, podamos asimilar los conceptos clave de manera mucho más rápida y eficaz. La constancia, el esfuerzo y la organización son, por tanto, los pilares que nos ayudarán a crear el hábito de estudio.

organizar el estudio
La organización es un aspecto clave válido para cualquier técnica de estudio.
regresar al menú ↑

Técnica 11. Dibujos

Dibujar se trata de una técnica de estudio excelente, ya que al cerebro le resulta mucho más sencillo recordar conceptos teóricos cuando estos van asociados a un dibujo o a cualquier representación gráfica. Por ello, los recursos visuales cobran gran relevancia a la hora de estudiar asignaturas como Historia, Geografía o Literatura, donde el contenido teórico suele ser más denso que en las materias científicas.

regresar al menú ↑

Tecnica 12. Repasa en voz alta

Una de las técnicas para memorizar que mejor resultado da es la de repetir lo aprendido en voz alta. Al hablar, el cerebro se pone a funcionar como si estuvieras haciendo un examen, lo que te ayudará a ponerte a prueba y ser consciente de lo que sabes y lo que no. Sin duda, te sorprenderás de lo bien que funciona este método.

regresar al menú ↑

Técnica 13. Organiza tus recursos didácticos

Tener estructurados los apuntes es tan importante como tener una buena cabeza. De nada sirve estudiar si la teoría no está bien sintetizada, es ilegible, o tenemos apuntes de muchas fuentes distintas. Organiza tus apuntes por fechas o temas, apoyándote de post-it o cualquier otro recurso que te permita ordenar tus notas. Si no eres especialmente limpio u ordenado en el ámbito de los estudios, puedes optar por el soporte digital. Se trata de una opción muy útil para aquellos a los que les cuesta organizar sus apuntes, ya que existen numerosas aplicaciones que facilitan esta tarea.

regresar al menú ↑

Técnica 14. La Técnica Pomodoro

La Técnica Pomodoro, elaborada a finales de los 80 por Francesco Cirillo, se tata de una técnica de estudio que mejora la agilidad mental y nos ayuda a concentrarnos en una sola tarea. Para llevar a cabo la Técnica Pomodoro, has de seguir los siguientes pasos:

  1. Escribe una lista de tareas.
  2. Lleva a cabo una de ellas durante 25 minutos sin interrupción. Puedes programar una alarma que te avisa una vez finalizado el tiempo
  3. Al final del periodo, tómate un breve descanso de 5 minutos.
  4. Repite este proceso y tómate una pausa de 20 minutos cada 4 repeticiones o “pomodoros”.
La Técnica Pomodoro es una de las técnicas de estudio modernas más efectivas en la actualidad.
Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta